Come con una boca sana

 

Pese a que nuestra ciudad ofrece una gastronomía exquisita, lo cierto es que acudir a un dentista en Sevilla también es necesario. Existen una serie de enfermedades que suelen aparecer pese a que luchemos contra ello. No realizar una higiene adecuada hace más propensa esta aparición.

En la mayoría de ocasiones no prestamos la atención necesaria a nuestros dientes. Sin embargo éstos son fundamentales para que el cuerpo funcione a la perfección. Algunas enfermedades del sistema se deben a esta falta de higiene.

No se trata solo de cepillar los dientes justo después de cada comida. También existen toda una serie de tratamientos que hay que tener en cuenta. La Clícina dental Asián afirma que acudir a las revisiones establecidas es algo más que necesario.

Si dejamos a un lado las citas con el dentista en Sevilla no sabremos exactamente si tenemos la mejor salud en nuestra boca. En el caso de sufrir inflamación de encías o tener ortodoncia la necesidad de acudir al especialista es aún mayor dado que hay que prestarle más atención a este problema.

Así conseguimos eliminar el sarro, la manchas o cualquier otro problema que pueda presentarse. Entre las enfermedades más comunes se encuentran las caries. Una de cada cuatro personas las sufre. Vienen motivadas por las bacterias de los ácidos producidos al diferir los alimentos que tienen grandes cantidades de azúcar.

A su vez, la periodontitis también es una enfermedad producida por bacterias. Causan inflamación de las envías, provocando la pérdida del hueso que soporta los dientes.

El bruxismo se encuentra motivado por el estrés diario. Consiste en el apretamiento de los dientes durante periodos largos, ya sea de día o de noche. Esto se realiza de forma inconsciente, llegando a provocar dolores de cabeza o de mandíbula.

Para poder evitarlo es más que necesario cepillarse de forma correcta al menos tres veces al día. También cambiar el cepillo de dientes cada dos o tres meses. Las visitas al odontólogo deberían ser como mínimo una vez al año.

Mantener la dieta saludable puede prevenir en gran medida. La mayoría de veces este hecho acompañado de una mala limpieza provoca las enfermedades.