Entender el flamenco

El flamenco es uno de los géneros musicales más destacados del país. Poder ver un espectáculo flamenco en Sevilla es de los mejores placeres que puedas tener. Posee algunos elementos que lo hacen único, como podría ser las palmas, las castañuelas o el cajón. A ello debemos de unir su característica forma de cantar y bailar, la cual no deja a nadie indiferente.

A diferencia de lo que ocurre con otros géneros, el flamenco tiene elementos que lo estructura que no se utilizan en otro géneros. También puede ser de gran ayuda para poder entender el arte andaluz. Cada una de las partes trabaja de forma conjunta con el resto para poder crear una forma expresiva propia de a música flamenca.

Algunos profesionales como los del Tablao los Gallos viven día a día las distintas expresiones de este tipo de método. Cabe destacar que el flamenco cuenta con más de cincuenta palos diferentes que se agrupan de distinta forma dependiendo de varios factores.

Si queremos entender cómo funciona este género musical podríamos definir, o al menos intentarlo, los distintos elementos formales que lo componen. Así, destacan:

  • Tercio, verso o letra. Las letras de una copla de cante están formadas por versos que son conocidos como tercios. Sobre todo se utilizan aquellos de ocho sílabas, pero también otros de once, siete o seis.
  • También es conocida como letra de cambio aquella que acaba o sirve para rematar la canción.
  • Algunos palos como la caña o el polo contiene Antifonías. Se trata de los «ayeos» que se producen durante la interpretación.
  • Variaciones en la guitarra. Cada estilo cuenta con las secuencias propias del mismo. Se encargan de preparar el cante.
  • En cuanto a la falseta, se trata de una pieza hecha para la guitarra. Se interpreta entre letra y letra del cante. Los guitarristas cuentan con un repertorio de falsetas de lo más cargado. Cabe destacar que muchos de los intérpretes añaden elementos de su propia cosecha.

En la teoría cada una de estas partes puede quedar de lo más abstracta. Peor lo cierto es que a medida que acudas a algún espectáculo flamenco en Sevilla podrás ir reconociendo cada una de las partes.