El turismo gastronómico en España

El turismo gastronómico es un negocio emergente. Cada día son más los visitantes que llegan a nuestro país seducidos por lo que se cuece en los fogones españoles. Y no solo se trata de sentarse a la mesa y comer.

 

Ya se diseñan rutas de tapas por el casco viejo de muchas ciudades españolas; se visitan lugares específicos, por ejemplo, los cultivos de azafrán, las subastas de pescados, las almadrabas para conocer la pesca del atún con esta técnica….

 

«La gastronomía es un elemento dinamizador de la economía española con un fuerte impacto en el sector de la hostelería. Es un atributo diferenciador de la Marca España con un gran prestigio y reconocimiento tanto a nivel nacional como internacional», afirman desde el Ministerio.

 

Por ello, han surgido nuevos modelos de negocio basados en la fusión de tapas tradicionales con otras más elaboradas y a un precio reducido para que esta experiencia gastronómica esté al alcance de todo aquel que quiera disfrutarla. 

 

Bebe Birra, es una empresa que, durante este año se ha dedicado a abrir franquicia de tapas en Málaga y abrir franquicia de bebida más tapa en Murcia para el disfrute de su público, principalmente gente jóven con ganas de compartir y disfrutar de momentos únicos con amigos.