Comer bien y Sevilla, sinónimos

Sevilla es conocida por la Giralda, la Torre Oro o la Catedral, también por la Semana Santa y la feria. Pero la capital andaluza no solo es famosa por sus monumentos o sus fiestas también por sus bares y restaurantes donde disfrutar de los mejores platos andaluces.

 

Además de comer de maravilla también puedes comprar productos típicos de Andalucía como aceite o vino. Los productos ibéricos son una pieza fundamental dentro de la gastronomía. En este grupo se incluyen: carnes, jamones y embutidos.

Una vez hayas probado los productos en los bares y restaurantes de la ciudad, si te quieres llevar un buen recuerdo de tu paso por la ciudad puedes acercarte a una carnicería o a un supermercado y comprar jamón de jabugo loncheado o cortado a mano.

Ambos estarán deliciosos pero el jamón cortado a mano tiene algo que te deja apreciar la máxima calidad del jamón de “pata negra”.  Sobre su consumo decir que es recomendable conservarlo en lugar fresco y al abrigo de la luz y así a la hora de consumirlo podrás disfrutar de un producto de máxima calidad en las mejores condiciones.